ADUNA

Inicio » Sin categoría » Solidaridad con Milagro Sala

Solidaridad con Milagro Sala

Desde ADUNA reclamamos la inmediata libertad de Milagro Sala

Milagro Sala es una militante social, una mujer proveniente de los pueblos originarios, coya, morocha. Es una mujer que se hizo a sí misma, que tocó fondo y se alzó. Empezó a caminar, se encontró con otrxs que habían tocado fondo y lxs invitó a caminar junto a ella.

En un tiempo y lugar en que el estado estaba ausente, ella y sus compañerxs encontraron los medios para construir desde la nada, para organizarse y salir adelante. Impresiona la obra material: piletas, talleres, casas, consultorios. Una obra descomunal que mejora la calidad de vida de miles de desposeídxs y lxs saca de ese lugar histórico. Impresiona más la construcción simbólica: lxs dignifica, lxs empodera. Ellxs se pusieron a andar, a hacer, estudiaron, se formaron. Se asumieron como sujetxs de derecho, se erigieron en protagonistas de su propia historia.

IMG_0881

Para quienes vivimos en las metrópolis es difícil entender las realidades que se viven en el interior. En las regiones más postergadas -allí donde todavía imperan concepciones y dinámicas feudales-, lxs pobres, lxs originarixs, no tienen derechos. No son personas: son criadxs, sirvientxs, y ése es su destino inexorable. Que una mujer chiquitita, negra y de ojos rasgados, venga y se les plante es intolerable. Ella les robó. Les robó montones de sirvientxs baratxs, doblegadxs y hambreadxs. El odio que le tienen, se entiende si miramos esos paredones que gritan “Campesino tu patrón no comerá más de tu pobreza”.

Milagro es una presa política porque está detenida por decisión del poder político. Desde que asumió el gobernador Morales, inició una persecución incesante sobre Milagro Sala y sus compañeros de la Tupac. Esto se hizo con la complicidad del poder judicial y con la venia del gobierno nacional.

El poder judicial de Jujuy cometió irregularidades escandalosas. Es escandaloso que se la tenga detenida sin delito probado; que se la mantenga detenida cuando se cae una acusación, mientras se pone en marcha una acusación nueva. Es escandaloso que se haya creado un fuero especial para juzgarla a ella. Es decir, el poder judicial de Jujuy creó un área específica destinada a acusar y juzgar a Milagro por todas las causas actuales y futuras: algo sin precedentes e inadmisible en un sistema legal que se precie de imparcial y de no prejuzgar. Es escandaloso que se la haya mantenido más de 100 días detenida sin dictar prisión preventiva y que luego de tantas irregularidades, la prisión preventiva se haya dictado y hecho efectiva. Es escandaloso que la situación se haya prolongado hasta hoy, a más de 200 días. Es escandaloso que al asumir, Morales haya ampliado el número de jueces de la Corte de cinco a nueve, nombrando (premiando) entre otros, a dos de los diputados radicales que levantaron la mano para aprobar la ley. Es escandaloso que lxs detenidxs sean enviadxs a celdas de castigo que no cumplen con los más mínimos estándares en materia carcelaria. Es escandaloso que se desoigan los reclamos de actores sociales locales e internacionales, como la  PROCUVIN, el PARLASUR, Amnistía Internacional, la CIDH, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU.

El poder ejecutivo nacional, por su parte, viene demostrando una férrea voluntad en criminalizar la protesta social, amedrentar y reprimir. En Jujuy, esto ocurre en connivencia con la Empresa Ledesma –empresa que aportó logística durante la dictadura para desaparecer a sus propixs trabajadorxs–. En todo el país se están perpetrando represiones violentas y de frecuencia en aumento. En Avellaneda –esta ciudad que aún tiene sus heridas abiertas por los asesinatos de Kosteki y Santillán–, hubo dos represiones en el curso de este mes. En la primera, murió Adela Alcoba Vasco, reclamando por trabajo genuino. En la segunda, se atacó a un grupo de jubilados.

Hoy es Milagro, mañana puede ser cualquiera de nosostrxs.

Por todo esto, queremos ratificar nuestro compromiso con los derechos elementales al trabajo digno, a la vivienda digna, a la salud, a la educación, a los servicios básicos, a la protesta. Repudiamos la represión y la persecución política. Manifestamos nuestra solidaridad para con Milagro Sala y todxs lxs militantxs de la Tupac Amaru, presxs políticxs. Reclamamos su inmediata liberación y convocamos a acompañar la huelga de hambre que se está realizando en Plaza de Mayo con este mismo fin. 

Secretaría de DDHH y Género – ADUNA
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: